Un sitio de rock en la sangre

La influencia del rock en el heavy metal

La influencia del rock en el heavy metal

Guitarras estridentes y gritos desaforados, vikingos modernos de cabelleras largas enfundados en cuero y cadenas, ritmos agresivos y baterías trepidantes. Éstas y otras características han convertido al heavy metal en uno de los géneros musicales de mayor popularidad alrededor del mundo, generando una fanaticada que lo defiende como una de las mejores expresiones artísticas concebidas por el hombre.

El género como tal nació a mitad de los años sesenta, siendo desarrollado por bandas estadounidenses e inglesas en los primeros años de la década del setenta. Se origina gracias a la influencia del blues rock, de donde coge su característica guitarra eléctrica; el hard rock, con su sonido más pesado y rudo; y el rock psicodélico, que destaca por el uso de nuevas técnicas y efectos durante el proceso de grabación.

Entre sus elementos más identificables se encuentran las guitarras distorsionadas, melodías enérgicas, y la densidad de los sonidos en su bajo y batería. Asimismo, se caracteriza por la agudeza de sus voces, aunque esto no es imprescindible.

Hasta la fecha, aún se debate cuál fue la primera agrupación de heavy metal. Algunos consideran a Led Zeppelin como pionera del género. Esto se puede evidenciar a través de su primer álbum, lanzado en 1969. Este disco se distingue por el sonido fuerte de su guitarra, producto del excelso trabajo realizado por Jimmy Paige, el cual estuvo fuertemente influenciado por los músicos de blues de inicios del siglo XX. También destaca la voz aguda de Robert Plant, quien dota a las canciones de un tono dramático e intenso que complementa de manera ideal a las melodías.

Otras personas prefieren mencionar a Deep Purple, que en su tiempo fue llamada “la banda más ruidosa del mundo”, un logro que fue registrado en el libro Guinness de los récords, durante los años setenta. Su guitarrista, Ritchie Blackmore, es reconocido como una figura clave en el desarrollo del heavy metal, fusionando estilos como la música clásica y el hard rock. Además, fueron los primeros en producir un disco donde aparecía una orquesta en vivo junto a una agrupación de rock.

Finalmente, no podemos dejar de mencionar a Black Sabbath. Cuyo aporte al género ha sido celebrado en el mundo entero, siendo para muchos los verdaderos padres del heavy metal. Aunque con el transcurso de los años existieron muchas variaciones en su formación y estilo musical, en un principio las líricas de sus canciones eran oscuras acompañadas por acordes lúgubres. Esto contrastaba con la música de principios de los setenta, siendo incluso rechazados por los críticos de rock que consideraban su sonido demasiado oscuro. Como otras bandas contemporáneas que empezaban a incursionar en lo que sería conocido como heavy metal, Black Sabbath no tuvo una difusión adecuada en las emisoras de rock de esa época.

En la actualidad, la influencia de la banda liderada por Ozzy Osbourne no tiene paralelos. Agrupaciones como Queen, Megadeth, Foo Fighters, Bathory, The Smashing Pumpkins, Arctic Monkeys, y muchas otras, han citado en cierto momento que su carrera no hubiera sido posible sin la existencia del “Paranoid” de 1970, disco clave que sigue cautivando a nuevas generaciones.

La historia del hard rock y sus orígenes

La historia del hard rock y sus orígenes

El hard rock es un género musical que apareció por primera vez a finales de los sesenta, desarrollándose hasta su forma actual gracias a artistas estadounidenses y europeos, en especial aquellos pertenecientes al Reino Unido. Sus orígenes se pueden entender como la combinación e implementación de varios estilos, tales como el rock & roll tradicional, el blues, el garaje rock, la música folk y otros géneros. Con el tiempo se fueron descartando varios elementos externos, hasta que finalmente una identidad propia fue establecida.

Hay muchas características distintivas en el hard rock. Entre ellas se encuentra un uso proliferado de claves musicales en una tonalidad mayor, especialmente en canciones aceleradas. Mientras que las baladas utilizan de una manera particular las tonalidades menores. La escala pentatónica suele estar presente, como una herencia del blues y los acordes clásicos que en un inicio definieron al género.

La primera banda que es célebre por incursionar en el hard rock es The Kinks. Esta agrupación británica gozó de gran popularidad durante la década de los setenta y ochenta. Su canción “You Really Got Me”, lanzada como single en 1964 durante el mes de agosto, posee las características previamente mencionadas, y su importancia ha sido reconocida en todo el mundo.

Mientras tanto, en Estado Unidos se encuentra la banda The Jimi Hendrix Experience, cuya influencia en el género es incalculable. En gran parte debido al talento excepcional que poseía su guitarrista principal. Es así, que Jimi Hendrix es considerado una de las figuras más importantes de todos los tiempos en el ámbito musical. Incluso, muchas revistas especializadas, y críticos musicales, han manifestado que sin sus aportes no habría sido posible la creación del hard rock tal como lo conocemos en la actualidad.

Por otro lado, durante los sesenta existieron varias agrupaciones en cuyas canciones se pueden apreciar formas primitivas de hard rock. Bandas como Steppenwolf, The Amboy Dukes y Blue Cheer, son pioneras de este estilo. No obstante, las tres pertenecen a Norteamérica, y es en el Reino Unido donde se suele establecer la consolidación del género. Siendo Deep Purple, Black Sabbath y Led Zeppelin, los grupos que cimentaron las bases para que su fama se expandiera a nivel mundial.

Posteriormente, en la segunda parte de la década de los setentas, aparece AC/DC. Esta banda australiana ayudaría a popularizar el género en diferentes países. Con giras por los cinco continentes, canciones que aparecieron en películas taquilleras, y álbumes que se posicionaron de manera inmediata en los primeros puestos de la listas más importantes.

Los ochenta verían el nacimiento del glam metal, un género que fusionaba elementos de glam rock setentero, el hard rock y el heavy metal tradicional. La banda más exitosa de este periodo fue Bon Jovi, con su álbum “Slippery When Wet” que vendió casi 30 millones de unidades. La extravagante era del glam llegaría a su fin a inicios de los noventa, con la aparición del subgénero conocido como grunge, que se caracteriza por su sonido crudo y menos artificial, así como por sus líricas que exploran temas pesimistas.